Diabetes e Hipotensión Postural; ¿Presión baja o azucar baja?
Artículos
Jueves,  21 de Julio, 2011
Diabetes e Hipotensión Postural; ¿Presión baja o azucar baja?
Diabetes-e-Hipotension-Postural;-¿Presion-baja-o-azucar-baja?

 

¿Alguna vez le pasó que cuando se levantó para responder el teléfono, de pronto se sintió mareado, viendo puntitos, débil o como queriendo desmayarse?. Lo primero que uno piensa es en tomar algo dulce porque se le ha bajado el azúcar.

En realidad lo que puede estar pasando es que padezca de hipotensión postural o lo que también se llama ortostática, que significa presión baja al pararse. A mucha gente le pasa de vez en cuando y simplemente le echa la culpa a que se paró muy rápido.

Las personas que tienen diabetes, pueden padecer de hipotensión postural con mayor frecuencia debido a una complicación llamada neuropatía diabética (daño del sistema nervioso autónomo). El sistema nervioso autónomo ayuda a controlar ciertas funciones importantes del cuerpo como ser: los latidos cardiacos, la presión, tamaño de las pupilas, respiración, etc. Todo esto lo hace de manera automática en respuesta a estímulos como el pararse, transmitiendo la información desde el sistema nervioso central a la musculatura lisa, músculos del corazón y glándulas. Si por alguna razón la presión arterial se sube, los receptores en el cuello le dicen al cerebro, “bajen la presión”. Nuestro cuerpo es lo suficientemente inteligente para no dejar que la presión se suba o baje mucho.

En los diabéticos que padecen de neuropatía autonómica, este sistema nervioso pierde su capacidad de reaccionar y pueden tener cambios bruscos de la presión, que le produzcan mareos, visión borrosa, confusión y hasta desmayarse.

Cuando una persona que no tiene diabetes se para, mas o menos unos 700 mililitros de sangre se van para las venas abdominales inferiores y piernas (equivalente a una botella de vino). Al mismo tiempo, el ventrículo izquierdo del corazón (de donde sale la sangre hacia el resto del cuerpo), no se llena tan rápido y se baja la presión. Inmediatamente se activa un proceso para corregir esto, que hace aumentar los latidos y el llenado cardiaco, también aumenta el tono muscular, la constricción en las venas y los riñones retienen sodio y líquidos. Todo esto sucede para estabilizar la presión cada vez que nos paramos.

En las personas con neuropatía diabética, falla la respuesta frente a la posición de parado, o sea que no hay el mensaje del sistema nervioso central para que se eleve la presión. La persona se levanta y la presión no sube tan rápido como debería y tiene síntomas de azúcar baja.

Una forma sencilla para saber si una persona tiene hipotensión postural, es tomando la presión en posición de acostado y luego de parado. Una vez se determina que tiene hipotensión postural, hay que ver qué la está causando y cómo tratarla. Todavía no se sabe qué porcentaje de los diabéticos padecen de este problema, porque hay muchas otras causas de hipotensión fácilmente tratables, que no necesariamente se deben al daño del sistema nervioso autónomo. 

Cuando el azúcar está alta en la sangre, se pierde mucho líquido por los riñones, lo que disminuye el volumen de líquidos en el sistema vascular produciendo deshidratación, que a su ves baja la presión. Así que el tratamiento sería mejorar el control del azúcar y la deshidratación. La diabetes también contribuye a que el corazón se enferme, lo cual puede bajar la presión y el tratamiento estará dirigido a la enfermedad del corazón.

Hay otras causas que no están relacionadas con la diabetes, como ser: la insuficiencia suprarrenal, problemas neurológicos, alcoholismo, anorexia nerviosa o incluso puede venir por el estilo de vida, por ejemplo si pasa mucho tiempo fuera de la casa en un clima caluroso, la sudoración excesiva puede bajar la presión, o si pasa mucho tiempo en un sauna, etc.

Si la presión se le baja por padecer de neuropatía autonómica, hay formas de tratarla. Por ejemplo, una comida grande como el almuerzo concentra la circulación sanguínea en los intestinos y la disminuye en otras partes, es mejor comer varias veces y en menor cantidad. También sirven ciertos cambios posturales, como no levantarse bruscamente sino en dos tiempos. Hay un medicamento que se usa para hipotensión postural.

Las personas que sufren de hipotensión postural a pesar de ser tratados por hipertensión, puede que necesiten disminuir la dosis de su antihipertensivo o que tengan el azúcar muy alta o que estén deshidratados. Si tienen neuropatía autonómica, hipotensión postural e hipertensión, deben ser tratados muy cuidadosamente porque muy fácilmente se les sube la presión y son muy sensibles al tratamiento con antihipertensivos.

Finalmente, los síntomas de la hipotensión son muy similares a los síntomas de azúcar baja, así que es mejor no asumir lo que tiene sentarse (para aliviar los síntomas), medir la presión, pero también hay que medir sus niveles de azúcar en la sangre.

 

Dr. Douglas Villarroel Z.

Endocrinólogo

Galene, Medicina Integral Av. Viedma No 702, esquina Ñuflo de Chavez Casilla No 3804 Santa Cruz-Bolivia Teléfono: 591-3-3378485 (of) Fax: 591-3-378485 info@douglasvillarroel.com

© 2011 douglasvillarroel.com |  Potenciado por Zundi  |  Diseñado por SPGTEAM  | Santa Cruz - Bolivia